miércoles, 20 de agosto de 2008

Marketing Viral: Mitos, Riesgos y Beneficios

Por Celeste Neyra

El Marketing renueva sus estrategias adaptándose a las innovaciones técnicas y cambios culturales que se suceden incansablemente. Un ejemplo de ello es que en un contexto donde los hacedores de redes se jactan de alcanzar a decenas de millones de consumidores, se expande la viralidad.

Las características más destacadas de esta forma de promover marcas y productos son realmente tentadoras: bajo costo, reenvío exponencial, generación de base de datos y buena aceptación entre los destinatarios. Sin embargo, la posibilidad de sus beneficios es exactamente inversa en caso de que algo falle. Es decir una campaña de marketing viral que descuide algún elemento que le impida dar el resultado esperado puede devenir en una imagen negativa para la marca o producto.

Entonces, un paso fundamental, como en toda campaña, es conocer adecuadamente al cliente. Entender su cultura y sus valores, su Imagen Institucional, ver campañas anteriores, comprender si está definido su posicionamiento en el mercado. Por supuesto que es tan necesario como lo anterior segmentar el target y definir cuál es nuestro objetivo. De esta forma, las estrategias virales pueden utilizarse satisfactoriamente siempre que sean las acertadas para el contexto del cliente.

En general estas campañas se basan videos polémicos o graciosos, juegos y los más creativos contenidos en Internet. Uno de los rebotes más deseados –además del reenvío- es la cobertura mediática. Sin duda, una forma de llegar a la televisión o la radio con bajo presupuesto es tentador.

También, es común que se trate de marketing encubierto donde es fundamental que no se devele cuál es la marca que está detrás de la iniciativa, caso contrario no sólo estaremos expuestos al fracaso, sino a una inmediata imagen negativa.

En caso que definamos que esta estrategia es la adecuada, podemos prestar atención a algunos de los tips que definen Ariel Chávez y Piero Bona, especialistas en Marketing Viral:

Tipos de Marketing Viral:

Email que se reenvía.

Email que se reenvía con un incentivo.

Encubierto: nunca se debe dar a conocer su verdadero emisor.

Rumor: de boca en boca.

A través de bases de datos gestionada por usuario, por ejemplo las comunidades de Internet.

Métodos de transmisión:

Web a boca.

Mail a boca.

Boca a boca.

Mensaje a boca (chats, mensajes de texto).

Bluethooth.

Para tener en cuenta:

El tamaño del archivo es muy importante. Siempre debe ser liviano.

Debemos generar contenidos en formatos que se puedan abrir en cualquier PC.

Los antivirus y antispam bloquean archivos adjuntos.

Cuando el destinatario tiene que llenar formularios con muchos campos o confusos es contraproducente.

sábado, 9 de agosto de 2008

Comunicación Profesional para Todas las Organizaciones

Por Alejandro Ruiz Balza

Tradicionalmente la gran mayoría de las contribuciones teóricas en el campo de la Comunicación Institucional o Corporativa limitaban su alcance a las Empresas como forma organizacional excluyente.

Incluso la utilización de los términos “institucional” y “corporativa” como supuestos sinónimos responde a que en Iberoamérica en general y en Francia particularmente, el término institucional se utiliza para denominar solo a entidades públicas, mientras que el vocablo “corporate” utilizado en el mundo angloparlante resultaba más adecuado para referirse a la Gestión en la Comunicación en las organizaciones que tienen por objetivo principal el lucro, es decir Comunicación Profesional solo para Empresas.

Actualmente resulta indispensable pensar pluralmente a las organizaciones reconociéndolas como actores clave de la Gestión Comunicacional más allá de sus estructuras de propiedad.

En todos los ámbitos organizacionales sus lazos con sus públicos internos y externos, sus acciones y compromiso con sus comunidades de referencia constituyen un activo intangible central.

Lejos quedaron los tiempos en que la comunicación profesional era una demanda exclusiva de las empresas. Hoy tanto en las Administraciones de Gobiernos Nacionales, Estaduales, Provinciales, Departamentales, Municipales, en el Sector Público en general, las Cooperativas, Mutuales, Organismos No Gubernamentales (ONGs), Movimientos Sociales, etc. la expansión de los grados de actualización y desarrollo continuo de la Gestión Comunicacional registra un ritmo sin precedentes.

Contribuyen y confluyen en este proceso las disponibilidades y facilidades que brindan las nuevas tecnologías como las necesidades y demandas de comunidades a nivel mundial.

En dichos contextos, la Gestión Comunicacional tiene un alto grado de responsabilidad y compromiso para que estos procesos no cristalicen a mitad de camino en meras recetas sino que faciliten y garanticen los ámbitos democráticos de participación necesarios para optimizar la toma de decisiones aplicada al mejoramiento de la calidad humana de nuestras comunidades.