sábado, 23 de noviembre de 2013

Storytelling


por Karina Aphal
 
 
 
Actualmente, es habitual que las organizaciones cuenten con un relato de sus orígenes, quiénes fueron sus fundadores, los objetivos que perseguían al crear dicha organización, datos del contexto social, político y económico en el cuál surgieron, etc.  Lejos de ser un relato azaroso una buena construcción y redacción del mismo puede contribuir a la reputación e imagen pública de la organización.
 
El Storytelling surge en el marco de las relaciones públicas como una técnica que permitía construir un relato corporativo que se contaba como cualquier otra forma de historia (películas, novelas, publicidades, etc.) y se centra en presentar el relato de vida de los fundadores de determinada corporación y todo el proceso de creación y posicionamiento de marca de dicha compañía a la par de lo que suceda en la vida de las personas.

 Para un buen Storytelling habría que seguir los pasos clásicos del relato de una historia: introducción, desarrollo y desenlace.  En el comienzo es recomendable captar la atención de las personas presentando la información de contexto con una serie de datos para ubicar la historia espacio temporalmente.

 En el desarrollo de la historia, si bien las organizaciones tienden a minimizar sus conflictos, en el caso del Storytelling corporativo darle forma al conflicto, relatar los obstáculos y plantear los desafíos resultan excelentes condimentos para la historia ya que presentar el contraste entre el conflicto y su solución es lo que le suelen dar un alto impacto al relato.

 Para el final es oportuno presentar una idea síntesis de lo transcurrido (la cual debería ser sencilla y breve), una especie de moraleja o lección que resuene fácilmente en los diferentes públicos de la organización.
 
Robbie Vorhaus es el  presidente y CEO de Vorhaus & Company Inc., quien fundó la empresa de relaciones públicas en  la Ciudad de Nueva York  en 1989 cuando dejó la cadena de televisión CBS para crear el Storytelling clásico para la empresa como un nuevo modelo para las relaciones públicas,  define como uno de los mejores al de Domino´s Pizza.

 Según este Storytelling un joven que creció en un orfanato entra en los marines, regresó y compró una tienda pequeña de pizza en Ypsilanti, Michichigan por 500 dólares junto a su hermano y comenzaron a trabajar en ella. Al poco tiempo, uno de ellos le vendió al otro la mitad de su negocio por un Volkswagen Sedán de segunda mano, y de esta forma el otro hermano se hizo con todo el negocio. Al poco tiempo,  el reciente dueño de la totalidad de la empresa consideró que podía hacer más dinero repartiendo la pizza que esperando que los clientes vinieran al local. Así se construyó una compañía que ahora es una empresa global de $3.3 mil millones  y cotiza en la Bolsa desde 2004.  Es un relato simple, emotivo y con un gran sentido de perseverancia, de la posibilidad de superación personal, etc.

 Si el armado del Storytelling forma parte de un proyecto corporativo muchas veces contribuye a incrementar la calidad de la comunicación entre los empleados y dirección y generando un proceso del cual las personan participan con entusiasmo. Puede pensarse como un gran álbum de recortes donde cada uno de los miembros de la organización aportan datos, relatos, imágenes, etc. para generar una gran historia organizacional. El objetivo de este tipo de trabajo colectivo radica en que se contribuye a crear espacios para que fluya la comunicación abierta entre los miembros de la organización, captura las historias claves, fortalece los vínculos entre los recursos humanos y favorece la transferencia de conocimientos  y relatos de "best practices" (mejores prácticas) dentro de la organización.