domingo, 23 de marzo de 2014

Gestión del Conocimiento


Por Alejandro Ruiz Balza


En el presente artículo nos proponemos repasar brevemente algunos conceptos vinculados con reflexionar en torno a la “Gestión del Conocimiento” desde una Perspectiva Comunicacional.



En los últimos años a partir del advenimiento de la llamada “Era del Conocimiento” caracterizada por tratarse de una forma específica de organización social en la que la generación, el procesamiento y la transmisión de conocimiento se convierten en la fuente fundamental de la producción a partir de las nuevas posibilidades tecnológicas que se presentan en la actualidad, se han multiplicado los análisis y recetas para gestionar esta “novedad” que ocupa el centro de la escena (Castells, M. 2000).

Más allá de las consideraciones que pueden suscitarnos estas afirmaciones y recetas, lo que interesa destacar es la multiplicidad y extensión del concepto “Gestión del Conocimiento” (Drucker, P. 2000) y su vinculación con nuestro campo profesional, habida cuenta que para nosotros Comunicólogos una de nuestras tareas centrales es la de hacer visibles y comprensibles los múltiples procesos de construcción de sentido que nos rodean, por lo que muchas veces nuestro trabajo consiste en transformar datos abstractos y fenómenos complejos de la realidad en mensajes visibles y comprensibles por múltiples audiencias.

Así, nuestro ejercicio profesional es tanto un proceso como su resultado. Se trata de una “mediación didáctica” en la dialéctica de lo real directamente “visible” y lo real “invisible”. Es a la vez una “puesta en conocimiento” y una “puesta en común”, es decir, Gestión en la Comunicación (Costa, J. 1999).

El Modelo de Gestión del Conocimiento de toda organización está profundamente atravesado por el estilo de liderazgo predominante en la Organización - Objetivo.

Si aquellos que dirigen una organización, por ocupar ese rol, suponen que su función es “dirigir” a los empleados como se dirige el tránsito, sin  tomar el diálogo como protagonista de toda comunicación, no hay proceso de Gestión del Conocimiento posible, solo habrá una respuesta mecánica  y adiestrada.

Desde una mirada de corto plazo puede resultar más fácil dominar y manipular que abrir espacios de reflexión y participación, donde el “dirigir” se complejizaría ya que implicaría una verdadera tarea de interacción y comunicación.

El rol del management está ligado a ser un facilitador permanente de la orientación a la grupalidad organizacional, de que la experiencia sea un valor relativo, que se pueda premiar y estimular la innovación, de que el sujeto sea considerado un sujeto autónomo y no un mero receptor. En síntesis: de mantener el equilibrio dinámico entre Liderazgo y Administración.

Es allí donde la Gestión en la Comunicación de las Organizaciones se enlaza irremediablemente con el desafío actual del Management: encontrar los caminos para la generación permanente de procesos colectivos de creación de valor en las organizaciones para su supervivencia, integración y desarrollo en la Sociedad del Conocimiento.

Para la Gestión del Conocimiento es clave el valor de lo colectivo, de las personas trabajando en Equipo para generar valor participativamente, de modo tal que este trabajo se multiplique en distintos planos tanto internos como externos a la Organización-Objetivo.

Hablar de Trabajo en Equipos no es un tema novedoso, sin embargo la novedad la podemos encontrar en la necesidad de recurrir al Aprendizaje como generador de cambios es fundamental.

El concepto de Aprendizaje lo estamos tomando no solamente como una facultad propia de las personas sino que lo estamos colocando en el nivel de la interacción social posible de las personas, que potencia el conjunto del conocimiento de cualquier tipo de organización.

En este sentido decimos que todos los que componen una organización constituyen un potencial de aprendizaje, las personas aprenden unas de otras, con lo cual ese potencial no es un “don” de cada uno sino una habilidad de todos, en la medida en que haya interacción participativa con amplios grados de autonomía y sostenible en el tiempo.

En su artículo “La Muerte del Autor”,  Roland Barthes señala que es el Lector el que “decide” el sentido de un texto. Si bien parte de los signos que el autor usa, el lector puede dar al texto múltiples sentidos a partir de aquello que dichos signos evoquen para él en un momento particular, los que pueden cambiar en el tiempo para el mismo lector o de un lector a otro. Es la libertad del Lector la que da sentidos a un texto y no las intenciones del Autor.

La perspectiva que hemos intentado transitar en este trabajo intenta una aproximación similar: el conocimiento es un emergente colectivo, se conforma en red, se despliega en un entre todos de sentido. Pertenece a su tiempo y espacio y a todos los tiempos y espacios en los que sea leído y releído.

Se trata de un proceso permanente de circulación de sentido, antes que de un saber empaquetado, inmutable, incuestionable administrable y con derechos de propiedad. Por lo tanto su “gestión” implica como concepto clave a la cooperación, la participación, lo colectivo, como atributos comunicacionales ineludibles para su contribución a la creación de valor en las organizaciones y en la sociedad.

Si pensamos que se trata de una mercancía, de una cosa, de un atributo de elegidos lejos estaremos de “gestionar el conocimiento”, ir más allá de la producción teórica en vacío o la mera aplicación fundamentalista de recetas de management. Desde nuestro punto de vista se trata de organizar y articular permanentemente los múltiples y diversos puntos de vista históricos, culturales, colectivos e individuales que atraviesan la gestión en las organizaciones contemporáneas.

Finalmente para todos aquellos crean que todo es gramatizable los invitamos a pensar también que no todo es prosa…también hay otra cosa !!!


Bibliografía de Referencia:

Barthes, Roland: S/Z Siglo Veintiuno Editores, Buenos Aires, 1980.

Castells, Manuel: La  Era de la Información: Economía, Sociedad y Cultura. Volumen I: La Sociedad Red y Volumen II: El Poder de la Identidad, Siglo XXI Editores, 2000.

Costa, Joan: La Comunicación en Acción, Editorial Paidos, Buenos Aires 1999.

Druker, Peter: Llega una nueva organización a la empresa, Harvard Business Review – Gestión del Conocimiento, Editorial Deusto, Bilbao, 2000.