martes, 27 de diciembre de 2016

Felicidades, Superman y Lucy!!!

Por Mercedes Galíndez


En el marco de nuestra investigación sobre series y sitcoms queremos, en esta ocasión, desearles unas Muy Felices Fiestas y homenajear a uno de los shows televisivos más emblemáticos de todos los tiempos, en relación a la historia de la televisión universal.

I love Lucy, creada por Jess Oppenheimer fue una de las primeras sitcoms emitidas, cuyo primer episodio salió a la luz el 15 de octubre de 1951 por la cadena estadounidense CBS  y fue un éxito que duró hasta 1957[1], consagrando a Lucille Ball, quien supo dar vida a la divertida y extravagante ama de casa Lucy Ricardo, como la "Reina de la Comedia". El elenco estaba conformado, a su vez, por Desi Arnaz, en el rol de Ricky Ricardo y esposo de Lucy; Vivian Vance, como Ethel Mertz y William Frawley, interpretando a Fred Mertz.

El episodio que referimos en la tarjeta, "Lucy and Superman"[2], fue emitido el 14 de enero de 1957 y tiene como artista invitado a George Reeves, quien interpretaba al célebre superhéroe en "Las Aventuras de Superman"[3] en la década del 50'. En este capítulo, el festejo del cumpleaños del pequeño Ricky, hijo del matrimonio Ricardo, coincidía con el de otro amigo del niño, por lo que sus compañeros de escuela se verían obligados a tener que elegir entre ambas fiestas.

Para asegurarse de que el cumpleaños de su hijo sea el más popular, Lucy le pide a Ricky que convenza a Superman de que visite al pequeño Ricky en su cumpleaños. Dado que Ricky se dedica al show musical y es un artista consagrado, mantiene buena relación con celebridades y personalidades de Hollywood, a lo que acepta el pedido de su esposa y ella, sin poder contener su emoción, decide contarle a su pequeño hijo quién será el invitado de honor a su cumpleaños.

El problema se manifiesta cuando el superhéroe le asegura a Ricky que no podrá asistir al cumpleaños de su niño, dado que debe irse de viaje ese mismo día. Devastada ante la mala noticia y decidida a no decepcionar a su hijo, Lucy decide disfrazarse de Superman, hacerse pasar por el Hombre de Acero y hacer su entrada triunfal por la ventada del edificio. Tras una serie de complicaciones, como una inesperada tormenta, palomas molestas, algunas patinadas y el hecho de estar a una gran altura, es imposible para Lucy lograr su cometido, por lo que se frustra y comienza a llorar desconsoladamente bajo la lluvia.

Paralelamente, Superman accede a realizar una rápida visita por el cumpleaños del pequeño Ricky, por lo que los niños se encuentran extasiados pero los adultos se preguntan dónde está Lucy.

Finalmente, Ricky la descubre empapada y llorando atrapada en la cornisa de la ventana y es rescatada por el verdadero superhéroe, quién al enterarse de que la alocada pelirroja y el artista cubano llevan 15 años de casados exclama "¡Y me llaman Superman, a !", generando carcajadas en el público.

De esta manera, y siendo un ícono de la comedia clásica y de la historia de las series y sitcoms, proponemos brindar homenaje a uno de los shows pioneros en los géneros referidos y a su reconocida e inolvidable protagonista en esta época tan especial, donde la inocencia, la alegría, los sueños de los niños y, en algunos casos, un poco de sana locura, son el motor principal para continuar, por siempre, creyendo en la magia.

¡Muchas Felicidades!


[1] Recuperado de: http://www.imdb.com/title/tt0043208/

[2] Recuperado de: http://www.imdb.com/title/tt0609289/

[3] Recuperado de: http://www.imdb.com/title/tt0044231/